Si no reproduce automaticamente dale PLAY
27 mayo, 2020

KoejuFM

FM 93.3 Fm comunitaria Lambare – Paraguay

Amigos llenaron su carro con agua y lo convirtieron en una pecera rodante

Australia no solamente es la tierra más salvaje del mundo, sino que también fue el lugar donde un par de youtubers creó el primer “auto-piscina”. ¿Su explicación? Es que estaba haciendo mucho calor.

Durante una ola de calor en el país de los animales más extraños se llegaron a registrar temperaturas hasta de 43 grados centígrados (43°C), así que Michael Alexander Philippou y su amigo Jackson O’Doherty decidieron hacer algo divertido para refrescarse.

Este par de youtubers pidió ayuda a sus amigos mecánicos para que modificaran un carro Ford Laser y pudieran llenarlo con agua. Colocaron el tablero y el encendido del auto en la parte exterior, y adentro solo dejaron el volante, acelerador y freno.

Después lo llenaron con agua y se metieron en traje de baño para conducirlo. Obviamente tomaron la precaución de meter tanques de oxígeno y mascarillas de buceo para su aventura en este carro-piscina. Michael y Jackson manejaron este Ford por la ciudad de Adelaide, y por supuesto llamaron la atención de todos.

Grabaron en video su recorrido hasta una sucursal de la cadena de tiendas Sip’nSave, donde se detuvieron para comprar un par de bebidas. Lo increíble es que el carro resistió las modificaciones y el peso del agua. Por suerte el motor no se “ahogó”.

Estos bromistas lograron regresar al taller sanos y salvos, y subieron a YouTube los videos de su éxito. La publicación se hizo viral y cuenta con más de 3 millones de reproducciones.

Sin embargo, este par fue denunciado a las autoridades y arrestado por cargos como conducir de manera imprudente o peligrosa, conducir un vehículo no registrado, conducir sin el debido cuidado y no usar el cinturón de seguridad.

Fue una idea divertida que los refrescó, pero después les trajo problemas con la ley y podrían pasar tiempo en prisión por su “mojado viaje” a la tienda. Aquí les dejamos el video publicado por Jackson O’Doherty viajando en el carro-piscina.