6 Cosas que debes y no debes hacer cuando intentes vestirte y usar accesorios

Hay una regla muy simple para vestir bien siendo hombre: simplifica. Sin embargo, a veces vemos tantas cosas en la televisión y redes sociales sobre cómo debe de ser la moda masculina que es fácil que nos confundamos y terminemos poniéndonos algo que no va con nosotros, y que en vez de sumar estilo te deja viendo como un ridículo.

Es por ello que The Bold Italic ha preparado unas imágenes que ejemplifican perfectamente bien lo que puedes, lo que no puedes y lo que nunca debes hacer con la moda, presta atención y aprende de estas seis reglas.

1. Playeras

Hazlo: playeras de cuello redondo

No lo hagas: playeras con cuello en V

Claves de vestimenta

Ni lo pienses: Camisas con un superescote

Claves de vestimenta
2. Sandalias

Hazlo: Sandalias

Claves de vestimenta

No lo hagas: Sandalias con calcetines

Claves de vestimenta

Ni lo pienses: Sandalias con calcetines… por fuera

Claves de vestimenta
3. Lentes de sol

Hazlo: Lentes clásicos y simples

Claves de vestimenta

No lo hagas: Esta clase de lentes para niños

Claves de vestimenta

Ni lo pienses: Ponerlos al revés

Claves de vestimenta

Ni pensarlo, aunque tu barrio te respalde.

4. Shorts

Hazlo: Shorts de corte arriba de la rodilla

Claves de vestimenta

No lo hagas: Shorts de corte bajo la rodilla

Claves de vestimenta

Ni lo pienses: Shorts inversos

Claves de vestimenta

5. Relojes

Hazlo: Un reloj simple y con estilo

Claves de vestimenta

No lo hagas: Un reloj que es muy pequeño (aléjate del joyero de tu novia)

Claves de vestimenta

Ni lo pienses:  Un reloj que es demasiado grande

Claves de vestimenta

6. Camisas de botones

Hazlo: Una camisa simple y que te ajuste bien

Claves de vestimenta

No lo hagas: Una camisa con un estampado “juvenil”

Claves de vestimenta

Ni lo pienses: Una camisa/ombliguera de botones

Claves de vestimenta

No hace falta ser un experto en moda para saber que esas son las reglas básicas para vestir; has hecho uno de los “No lo hagas” está bien, aún puedes redimirte y mejorar tu estilo, pero si por alguna razón hiciste uno de los “Ni lo pienses” ya no tienes salvación.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: