15 Hombres que tomaron decisiones estando ebrios y les salió bien la jugada

Por lo regular escuchamos que no se deben tomar decisiones cuando estamos borrachos, aunque probablemente estás tan intoxicado que ni siquiera te das cuenta de que lo estás haciendo, pero eso no es pretexto para afrontar las consecuencias de tus actos.

Sin embargo, hay ocasiones en que la suerte está de tu lado, y eso que decidiste no tiene un efecto desastroso en tu vida, sino que incluso te puede ir bien, como los casos que verás a continuación; pero no te confíes.

1. Salvando el honor de los caídos

Tuve el valor líquido suficiente para acercarme a mi crush de la secundaria, en un bar, hace 6 años… Nos casamos hace 2 meses.

2. En plena concentración

Una vez escribí un ensayo completo de 20 páginas para la escuela, después de que llegué a casa borracho y no estaba cansado. También obtuve una muy buena calificación.

3. Un tipo prevenido

Etiqueté el recipiente de líquido transparente en el refrigerador como vodka, así no lo bebería por la mañana pensando que era agua.

4. No hay que desperdiciar la comida

Dejé la mitad de una pizza en el microondas. Mi yo ebrio estaba demasiado borracho para comérsela y vomitó la mitad que sí se comió.

5. Justo a tiempo

Pagué todas mis deudas a tiempo, antes de la medianoche.

6. En perfecto equilibrio

Mi yo borracho regularmente me deja una bolsa de hamburguesas con queso, para la resaca. Mi yo sobrio algunas veces lo recompensa con unas bebidas.

7. Tiene sus beneficios

Mi yo borracho llegó tarde a la casa, del bar, y compró boletos de avión para visitar a uno de mis mejores amigos, al otro lado del país. Mi yo sobrio encontró el itinerario impreso y en el piso de la habitación, debajo de la impresora, a la mañana siguiente.

8. Ganador

Gané 600 dólares jugando a los dados en Las Vegas.

9. Su propio doctor

Cuando te levantas y ves que tu yo ebrio te dejó dos vasos grandes con agua y un frasco de analgésicos en la mesita de noche.

10. Tiene sus beneficios

Limpié toda la casa, incluyendo la cocina, el baño y la ducha, e incluso ordené la cochera.

11. Un buen comienzo

La primera vez que me emborraché, me desperté todavía en traje de baño de la noche anterior, pero mis pantalones estaban doblados en la esquina y puse la alarma para levantarme por la mañana. No recuerdo haberlo hecho.

12. Una forma diferente de enamorar

Me desnudé y corrí en el parque a la 1 am; la chica que luego se convirtió en mi novia estaba ahí. Creo que le gustó lo que vio.

13. Una nueva personalidad

Aprendí a ser sociable, luego de ser súper socialmente incómodo en la secundaria.

14. Justo así se hace…

Me he desmayado de borracho en la fiesta de Navidad de la oficina, más de una vez… Creo que ahora me respetan.

15. Tú sabes si te arriesgas

Borracho, le envié un mensaje a mi ex, con quien no había hablado durante tres meses, después de una ruptura no tan buena, de una relación de tres años. Estamos bien ahora y obtuve las disculpas que necesitaba para un cierre adecuado.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: