15 Graciosas anécdotas que comprueban que los papás son más divertidos que las mamás

Ser padre no es trabajo sencillo, pero sí divertido. Tal vez seas o tengas un papá que jugaba contigo siempre, que te enseño sobre buena música y películas, con el que aprendiste a manejar y hasta dos que tres cosas sobre chicas.

papá

Hoy venimos con una compilación de anécdotas contadas por usuarios de Reddit que nos dejan algo claro: los papás son, hasta cierto punto, más divertidos que nuestras mamás.

1. Mi papá encendía fuegos pirotécnicos con nosotros

papá

“Y esa es justo la razón por la que un día los bomberos de mi ciudad llegaron al vecindario: mi papá, mis hermanos y yo estábamos prendiendo pirotecnia sin que mi mamá se diera cuenta”.

2. Mi papá es más cool que el tuyo

papá

“Recuerdo que cuando tenía como 14 o 15 años contratamos televisión por cable. Una noche, cuando ya estaba acostado, se abrió la puerta de mi cuarto y mi papá se asomó solo para decirme: ‘Tenemos canales para adultos. No los puedes ver en noches de escuela y no le digas a tu mamá’. Después cerró la puerta y me quedé procesando lo que escuché. ¿Es o no el mejor papá del mundo?”

3. Mi papá nos llevaba al cine…

papá

“… a ver películas de acción. Me llevó, junto a mi hermano, a ver Timecop cuando tenía 12 años. Mi mamá no nos dejaba ver películas de ese tipo en la casa”.

4. Mi papá me dejaba manejar

manejando

“Mi mamá me prohibió manejar de noche, así que mi papá me dejaba hacerlo cuando salíamos juntos. Antes de llegar a la casa, nos parábamos una cuadra antes para cambiar de asiento y ella no se diera cuenta que yo iba manejando. Un día, haciendo eso, mi papá tropezó y se pegó en la puerta del carro y se descalabró. Mi mamá aún piensa que se golpeó con la rama del árbol frente a nuestra casa”.

5. Mi esposo sacó a nuestra hija de la escuela…

endgame

“… para llevarla a ver Endgame cuando no hubiera nadie en el cine. Después la regresó a la escuela justo antes de que las clases se terminaran y nadie se dio cuenta. Yo me enteré meses después. Me molesté, pero ahora me da un poco de risa”.

6. Mi papá nos daba de comer pizza

pizza

“Cuando mi mamá se iba de viaje por el trabajo, mi papá nos decía que era ‘hora de comer nuestros vegetales’, pero en verdad pedíamos pizza, la única condición era decirle a mi mamá que habíamos comido vegetales mientras estaba de viaje. Un día nos descubrió porque no le supimos decir que vegetales comimos”.

7. Mi papá me enseñó a amar las motocicletas

niña en moto

“Cuando tenía como 7 años me gustaba ayudar a mi papá a lavar su motocicleta. Me gustaba ponerme su casco y subirme mientras el la pulía. Un día él también se subió, salimos de la cochera y me llevó a dar una vuelta tan rápido como pudo, recuerdo que íbamos muy rápido. Me encantó la sensación.

Cuando llegamos me tuve que cambiar de ropa para que mi mamá no oliera el humo del escape. Ahora tengo 18 años y me sigue gustando salir con mi papá, y él me regaló una moto”.

8. Arreglé los problemas con mi papá con unas copas de vino

vino

“Solía ser rebelde y tener problemas con mi papá cuando era adolescente.

Un día hubo un apagón masivo en nuestra ciudad, y pasamos la tarde hablando por horas y horas. Comenzamos a servirnos unas copas de vino, que pronto se convirtieron en 3 botellas mientra hablábamos de nuestros problemas. Nuestra relación mejoró bastante después de esa tarde y aún nos juntamos a beber vino y platicar por horas”.

9. Mi papá nos enseñó a usar un arma

techo

“Mi papá nos estaba explicando a mi hermano y a mi lo importante que es la seguridad cuando manejas un arma, usando su nueva M1911 para propósitos demostrativos. ‘Ahora quiten el magazine’, pero él no lo hizo. ‘Verifiquen que la magazine y el cartucho estén vacíos’, pero no hizo ninguna de esas cosas. ‘Después de eso puede jalar el gatillo con toda seguridad’.

Se dispuso a presionar el gatillo. Ahora, esto hubiera sido gracioso si nos encontráramos en un campo de tiro, pero no, estábamos en nuestro sótano, sin protección alguna. Las orejas nos timbraban, un gran agujero atravesó la televisión y el perro se asustó. Mi papá nos miró tranquilo y nos dijo: ‘Por favor, no le digan a su mamá, acabo de comprarla’”.

10. Mi esposa no deja que los niños coman azúcar

azúcar

“Mi esposa no les da nada de azúcar a los niños, así que cuando salgo los sábados a comprar el mandado, me llevo a uno de ellos, cada sábado le toca a uno diferente. Siempre compramos bebidas azucaradas y dulces en el camino, pero si su mamá se entera, no lo aprobaría.

El trato es que deben terminarse todo para cuando lleguemos a casa. No deben dejar evidencia, así no hay crimen. A veces ya no les cabe, pero un trato es un trato y se terminan todo. Hasta hoy no nos han descubierto”.

11. Mi papá me hizo el paro

borracho

“Cuando tenía 17 años fui a la posada del trabajo y había barra abierta y bebí demasiado. Un compañero me llevó a mi casa, y cuando llegué mi mamá me estaba esperando y me empezó a regañar. Me dijo que esperara a mi papá despierto para que me castigara.

Mi papá estaba con el vecino viendo un partido de fut. Cuando llegó noté que estaba incluso más borracho que yo. Me preguntó que por qué estaba despierto y le conté la historia. Me preguntó si conduje, le dije que no. Me preguntó si hice algo estúpido, no. Me dijo que me fuera a dormir y que si me preguntaba mi mamá le dijera que me castigó.

Hasta la fecha mi mamá no sabe que esto pasó”.

12. Mi papá me perdió en el centro comercial

“Cuando tenía 4 años fui con mi papá al centro comercial y me perdí. Caminé un rato llorando hasta que un señor lo notó y me llevó a la oficina de seguridad donde vocearon a mi papá. A los pocos minutos llegó, pero me hizo jurarle que jamás le diría a mi mamá. Ahora nos reímos de eso”.

13. Nuestro secreto en los viajes en auto

desayuno

“Antes de viajar en auto le decíamos a mi mamá que no teníamos hambre y solo comíamos una fruta en el desayuno antes de partir. En carretera decíamos que nos daba hambre y parábamos a un restaurante para comer hotcakes y huevos con tocino”.

14. Les ponía a mis hijos películas que no eran para su edad

blues brothers

“Mi esposa solía irse los fines de semana a visitar a su mamá, así que yo planeaba una noche de pizza y películas para nuestros hijos (de 12, 10 y 8 años). Mi esposa me decía que no les pusiera películas de acción, mejor un musical. Vimos los ‘Blues Brothers’, así que en realidad le hice caso y a los chicos les encantó”.

15. Mi padrastro me enseñó a apostar

apuestas

“Mi padrastro y yo visitábamos corredores de apuestas todos los domingos. Le decía a mi madre que íbamos a desayunar y por el periódico. Aprendí a calcular puntos, habilidad que me hizo ganar dinero tiempo después en Las Vegas”.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: