9 Útiles consejos para mejorar tu currículum y obtener el trabajo que estás buscando

Con seguir el trabajo de tus sueños parece algo complicado, pero todo puede ser posible si sabes vender bien tus habilidades y eso lo puedes lograr con un buen currículum vitae o CV.

Preparar un CV es primordial a la hora de conseguir empleo, pues es una forma de resumir tus logros y llamar la atención de quienes te pueden contratar. Por desgracia no existen muchas universidades o centros donde te enseñen la mejor manera de redactar un documento tan importante, que puede ser la diferencia entre un trabajo de ensueño o seguir en las filas del desempleo.

Ya antes habíamos hablado sobre las cosas que no debes hacer en una entrevista de trabajo, así que en esta ocasión te traemos nueve consejos para armar un buen CV, siguiendo las recomendaciones de la OCC, la bolsa de trabajo más usada en México. Recuerda que el objetivo es ofrecer lo que las empresas necesitan y destacarte de la competencia. Cuidando estos detalles, llamarás la atención de los entrevistadores:

1. Conciso

Ponte un momento en los zapatos de las personas encargadas de recibir y revisar los CV. ¿De verdad leerías uno que tenga 10 páginas con letra pequeña y espacio sencillo? Es un currículum, no la historia de tu vida. Dos o máximo tres hojas bastan para este documento.

Recuerda que debes escoger la información que sea más importante de tu vida académica y sobre todo laboral. Si has tenido otros empleos, escoge los más recientes y en los que hayas tenidos mayores funciones y responsabilidades.

2. Información básica

Para muchos entrevistadores lo único que necesitan saber de ti es tu nombre y cómo pueden localizarte. Olvídate por el momento de datos como tu estado civil, números de registro social, tu promedio escolar y todas tus cuentas de redes sociales. Enfócate en poner bien clara tu dirección y tu número de teléfono.

Ahora que si eres un profesionista que requiere una licencia especial para trabajar, aquí si debes hacer notar tu cédula profesional para destacarte de los demás postulantes.

3. Seriedad

Sabemos que tu cuenta de correo más antigua la hiciste cuando estabas en la secundaria y seguramente es algo como darthvader, firemaster o algo así, pero eso le quitará seriedad a tu CV. Se trata de presentarte como una persona madura, así que deberías ir haciendo una cuenta de correo electrónico más seria.

Cuida también la fotografía que vas a poner. De preferencia que sea a color, de frente, sin lentes y aseado. Olvídate de poner una de tus fotos con filtro o tipo selfie.

4. Ortografía

Pocas cosas hablan tan bien de una persona como una escritura pulcra y correcta. Las faltas de ortografía le restan profesionalismo a tu CV y, aunque en tus redes sociales eso no importa mucho, un empleador lo notará sin duda.

5. Adiós a los clichés

Después de leer algunos currículums, los empleadores se hartan de frases como proactivo y eficiente, buena capacidad de liderazgo o comprometido con el buen servicio. Todos esos son clichés que en realidad no dicen mucho de ti. Mejor describe tus puntos fuertes de una manera clara: puntual, abierto a nuevas tareas, dispuesto a trabajar horas extra, etcétera.

6. Historial académico corto

A nadie le importa si estuviste en una primaria de paga o si fuiste a un curso de verano cuando tenías 12 años. Lo mejor es anotar tu máximo grado de estudios y los diplomados o cursos que estén directamente relacionados con el puesto que quieres.

7. Logros

Debes hacer notar que en tus anteriores trabajos te has destacado de tus compañeros. Cualquier reconocimiento que te hayan dado, ya sea individual o en grupo, debes escribirlo de manera corta y clara.

8. Datos reales

No hay peor tonto que el que piensa que los demás son más tontos y no se darán cuenta de sus mentiras. Recuerda que a los empleadores les pagan por saber quién dice la verdad en su CV, así que nada ganas con adornarte a base de medallas falsas, estudios que no tienes o trabajos en los que nunca has estado.

9. Formato

Por lo general un CV debe ser escrito en una hoja en blanco con letras como Arial o Times New Roman. Ahora bien que si tu puesto requiere que demuestres creatividad, como un diseñador gráfico, obviamente debes incluir una muestra de tu trabajo en el que se reflejen tus habilidades.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: