Su mamá lo dejó ir de vacaciones con sus amigos pero le puso reglas porque no confía en él

Finlay Brockie decidió irse un par de días a las playas de Magaluf, en España, con un grupo de amigos, lo que desató la preocupación de su madre, Lisa, quien además de hacerle toda clase de advertencias verbales, le escribió una serie de reglas que debería cumplir durante su aventura.

A través de mensajes de texto le pidió a su hijo algunas cosas para que se mantuviera a salvo, y por supuesto, ella también estar tranquila durante el viaje.

Veamos lo que Lisa le pidió a su retoño:

1. Recordar a Eminem

No bebas antes de llegar al aeropuerto. Si estás borracho no te dejarán subir al avión. ¡Solo recuerda el concierto de Eminem!… Bueno, en realidad no creo que puedas recordar el concierto de Eminem.

2. Su hijo es un poco descuidado

No uses el pasaporte por la noche, como identificación. Durante el último mes, más o menos, has perdido 2 provisionales, 3 llaves de la puerta, tarjetas bancarias, dinero y una billetera. No puedes confiarte. Reconozco que si pareces de más de 12 en Maga, es probable que no te pidan una identificación. Si lo pierdes, no te dejarán volver a casa, lo que no sería tan malo, pero solo tienes poco dinero para gastar.

3. La comida

Recuerda comer. No juzgues el precio de la comida basado en las bebidas que pudieras comprar por la misma cantidad.

4. Nada de barcos ni piscinas, si hay alcohol

Si hay una fiesta en un barco, o incluso en una piscina, simplemente aléjate. ¿Recuerdas esa ocasión en que caíste accidentalmente en un estanque y volviste a casa desnudo y sin que tu teléfono funcionara?

5. No tatuajes; o al menos esconderlo bien

No te hagas un tatuaje… o si tienes que hacerlo, asegúrate de que esté en tu trasero para que cuando te arrepientas los próximos 70 años, no sea un recordatorio diario tan obvio de cuando eras un tonto de 18 años.

6. Nada de relaciones

No tengas relaciones sin protección. Una noche de diversión no vale una vida de gonorrea. De hecho, no tengas relaciones íntimas en absoluto. No sabes dónde han estado.

7. No llamar si está ebrio

No me llames para charlar, si estás ebrio. ¡Solo me preocuparé! Incluso si una de nuestras canciones favoritas empieza a sonar, si son las 3 de la mañana, no necesito una llamada tuya gritando ‘¡AMARÁS ESTA CANCIÓN, LISA! ¡ESCUCHA LA PARTE DEL BAJO!’. Tampoco necesito videollamadas en las primeras horas del día para hablar con desconocidos.

8. Ni a cuál elegir

Cuídense unos a otros y llámenme si hay algún problema. Estoy tratando de pensar quién del grupo es el más sensato, pero estoy batallando… Te amo más que a la vida, así que diviértete pero ven a casa a salvo.

Una madre cariñosa, protectora, pero también bastante realista. Se nota que conoce muy bien a su pequeñito.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: