Todos están haciendo el #bottlecapchallenge, Ryan Reynolds lo intentó y no le salió bien

En internet abundan los challenges y los hay de todo tipo: graciosos, complicados, absurdos, entretenidos y peligrosos. El último que está reventando las redes sociales es el #bottlecapchallenge.

¿En qué consiste el reto? Es algo tan simple como dar una patada giratoria a la punta de una botella para hacer girar su tapa y abrirla. Parece sencillo, pero en realidad se necesita un gran dominio del cuerpo y ahora todos lo están intentando.

Hablando precisamente de habilidad, este challenge surgió entre los peleadores de  artes marciales mixtas. El diseñador Errolson Hugh retó al campeón de peso pluma del Ultimate Fighting, Max Holloway, para que destapara una botella usando una patada giratoria.

“¡Sean curiosos, mis amigos! #retoaceptado #bottlecapchallenge Pasando esto a nuestro amigo JohnMayer. Hola, John, si no puedes completar este desafío, @erlsn y yo decidimos que tienes que venir a Hawaii después de tu recorrido y patearlo con nosotros hasta que lo completes”.

Max fue el primero en cumplir el reto con mucho estilo y luego él desafió a John Mayer. Así sucesivamente se hizo una cadena de famosos destapando botellas, entre ellos Jason Statham.

El reto continuó hasta que llegó el turno de McGregor. Él aprovechó el mame para retar a su archi-rival Floyd Mayweather y de paso promocionar su bebida Proper Whiskey (buen movimiento, Conor).

Bueno, hasta el mismísimo Zlatan no perdió la oportunidad de mostrar que es bueno para las patadas, y se aventó el reto…

Finalmente , otro famoso que también participó en el reto con su propia bebida alcohólica fue Ryan Reynolds, quien subió a su cuenta de Twitter el intento por abrir una botella de su ginebra Aviation. Y decimos intento porque el actor que da vida a Deadpool no tuvo éxito en cumplir este challenge.

En su video, aparece una botella sellada de su Aviation, moviéndose en diferentes lugares y que finalmente llega al camerino de Reynolds. Pero cuando el actor hace la patada giratoria, termina golpeándola en el centro y estrellándola en la pared. Al final, Ryan sale un poco apenado por una puerta.

Fue un completo desastre, pero uno muy gracioso que tuvo mucho éxito en las redes sociales. Solamente él pudo haber estropeado algo y aún así tener éxito.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: