Es oficial: ‘Dark Phoenix’ es la peor película de la saga de X-Men; la crítica la destrozó

Las películas de los X-Men han tenido malos momentos, y para esta última entrega realizada por Fox se esperaba algo espectacular, que cerrara con broche de oro la participación de los mutantes con esta empresa, pero no, la realidad es que resultó un fracaso total.

La crítica prácticamente la destrozó y la ubicó como la peor, y aunque en ocasiones hay filmes que reciben pésimas reseñas y tienen grandes ventas en taquilla, en esta ocasión también en la venta de boletos para el cine les fue muy mal.

Durante su primer fin de semana en taquilla solo recaudó 33 millones de dólares, muy por debajo de los 53 millones que logró Wolverine y los 55 que se llevó X-Men. De todo el Universo Cinematográfico Marvel, El increíble Hulk es la más baja, con 55 millones de dólares.

La comparación es con las que menos han recaudado en taquilla y aún así le fue mal, así que si la comparamos con otras, como Los Vengadores: Endgame, el resultado sería todavía peor, incluso humillante, así que mejor así lo dejamos.

No nos esperábamos este recibimiento, al menos hasta antes de que surgieran las críticas, que fueron un factor decisivo para que el público decidiera no acudir al estreno de Dark Phoenix, y por ello los resultados que ahora vemos.

Desde las primeras críticas se señalaron problemas graves en la producción, además de que empezaron a regrabar varias escenas, lo que fue un indicativo de que algo en la historia no iba nada bien y esto fue calando en la opinión del público, aún sin haberla visto.

Por otra parte, se ciñeron a una fórmula usada una y otra vez en esta saga, así que en realidad no mostraron nada nuevo ni una apuesta diferente en la manera de contarnos la historia de Dark Phoenix, que es una de las más aclamadas en los cómics.

En un inicio se decía que el final sería una batalla cósmica en la que Jean Grey mostraría el máximo de su poder, lo que encendió la expectativa de los fans, pero al final decidieron cambiarlo por algo “más simple”, que sencillamente decepcionó a todos.

El estreno se había contemplado para el 14 de febrero de 2019, pero por diversos motivos y malas decisiones se fue alargando, lo que le dio oportunidad a Capitana Marvel y a Endgame de arrasar con la taquilla, además de que los tráilers no lograron emocionar lo suficiente al público; ni siquiera pudieron explotar la imagen de Sophie Turner, que es conocida en todo el mundo. También el marketing les falló.

Por supuesto que también influyó el anuncio de que Disney había adquirido los derechos de los mutantes, por lo que muchos consideraron ya como irrelevante esta cinta, y prefirieron esperar a ver qué es lo que se hará en el futuro.

Las estimaciones no son nada agradables, y expertos señalan en que la producción perderá entre 100 y 120 millones de dólares, en lugar de obtener ganancias. Un auténtico fracaso por todos lados.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: