7 datos curiosos que posiblemente desconocías del Alien

Alien es la saga definitiva de horror y ciencia ficción. La película original, Alien: El octavo pasajero, estrenada el 25 de mayo de 1979, introdujo a una criatura que de inmediato se posicionó como uno de los monstruos más memorables y temibles del cine.

En honor al monstruo, hemos compilado una serie de datos curiosos que posiblemente desconocías de este, pues nunca está de sobra empaparse de más horror y ciencia ficción:

1. La primera versión de la criatura, diseñada por el artista Ron Cobb, tenía una apariencia similar a la de un crustáceo, en línea con la de los monstruos de películas serie b y alejada de la elegancia con la que se asocia al Alien.

2. El diseño final corrió a cargo del artista surrealista suizo H. R. Giger, quien entró a la producción después de que el director Ridley Scott -por sugerencia del guionista Dan O’Bannon– leyera una copia del libro Necronomicon, un compendio de pinturas de Giger caracterizadas por un estilo al que él mismo denominó “biomecánico”.

3. La pintura de Giger por la que Scott se convenció de que el suizo era el indicado para crear al Alien se llama Necronom IV y fue elaborada en 1976.

4. Para que el Alien y todo lo relacionado con él tuvieran congruencia, Giger diseñó también el planetoide y la nave en los que encuentran los huevos extraterrestres, así como el alienígena fosilizado -bautizado por los fans “Space Jockey”– y todas las fases de la criatura titular, es decir, el huevo, el Facehugger, el Chestburster y el Alien en su forma adulta.

5. Como toda la obra de Giger, el diseño y comportamiento del Alien tienen una fuerte carga sexual. En su fase Facehugger, la criatura “viola” al organismo huésped por la boca y lo fecunda; en su fase Chestburster, lo destroza desde adentro, en una suerte de penetración inversa; y en su fase adulta, el Alien luce una cabeza fálica y una mandíbula retráctil -reminiscente a un pene erecto- con la que atraviesa a sus víctimas.

¿Por qué el 26 de abril es el Día de Alien? Te lo explicamos

6. La abundancia de productos licenciados de Alien, como cómics, novelas y videojuegos, desató la idea errónea de que la criatura no tiene ojos. Pero el diseño original de Giger sí los tiene, debajo del domo translúcido de la cabeza (que equívocamente se cree es de color negro por la fotografía oscura de la película).

7. De origen, la criatura no tiene nombre. Fue hasta la primera secuela, Aliens: El regreso (1986), que fue referida como “Xenomorfo”, término que con el tiempo la fanaticada adoptó como su nombre oficial.

La entrada 7 datos curiosos que posiblemente desconocías del Alien se publicó primero en unocero.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: