Las 11 películas de la saga de X-Men ordenadas de la peor a la mejor; estoy de acuerdo con la #1

La mutación es la clave de la evolución y una buena adaptación de los cómics al cine es el secreto detrás de las películas de los X-Men.

La primer cinta X-Men fue estrenada en el 2000 y fue considerada como la que dio inicio a las sagas cinematográficas de superhéroes en el siglo XXI. Tal como una especie evolucionada, este tipo de filmes tuvo éxito y se fueron multiplicando en nuevas películas con los mutantes de Marvel como protagonistas.

Pero así como entre los mutantes hay niveles, también hubo cintas que fueron más impresionantes que otras. Antes de que llegue el estreno de Dark Phoenix, recordemos las películas que le precedieron para saber cuáles han sido las peores y las mejores.

Estas son las 11 películas de los X-Men que hemos visto, desde la peor hasta la mejor. Ya sospechas cuál es la que está en el puesto número uno ¿verdad?

11. X-Men: La Batalla Final (2006)

Es increíble que esta película, que debía culminar la primera trilogía de los X-Men, resultara tan decepcionante. La audiencia se había quedado con ganas de ver a una Jean Gray revelando al poderoso Fénix, pero la aparición de este personaje solamente apareció en una trama sencilla en la que una mutante se sale de control.

Para los críticos y conocedores, esta película alteró mucho a los personajes clave debido a que el director Bryan Singer abandonó la producción para irse a trabajar a la cinta de Superman. La dirección fue tomada entonces por Brett Ratner, quien hizo su mejor esfuerzo y nos dejó cosas buenas como la aparición de Jaggernaut, Bestia, Kitty Pride y la transformación completa de Ice-Man; pero hizo algo terrible al matar a tantos buenos héroes. Eso fue suficiente para que fuera considerada como la peor de toda la franquicia de los X-Men.

10. X-Men: Apocalipsis (2016)

Elegir a Apocalipsis como el villano de la película fue una gran elección y generó altas expectativas; pero el resultado final fue una pobre caracterización y un trabajo actoral que dejó mucho que desear. También otros personajes como Cyclops, Jean, Storm, Nigh-Crawler, Psylocke y Angel no fueron lo que se esperaba, y lo peor fue el excesivo protagonismo que le dieron al personaje de Mystique.

Aunque en las primeras películas y en los cómics Mystique tiene un rango muy inferior, en esta cinta se convirtió innecesariamente en la segunda al mando solo por debajo de Charles Xavier. También opacó a Jean Gray, quien desplegó el poder del Fénix de una forma sorprendente, aunque sin mucha explicación.

9. X-Men Orígenes: Wolverine (2009)

La popularidad de James Howlett lo hizo merecer convertirse en el primer mutante con una película enteramente dedicada a él. Pero su debut en solitario tuvo sus altibajos. De entre lo genial de esta película se encuentra que nos mostraron cómo fue que Logan adquirió su esqueleto de adamantium; la actuación de Taylor Kitsch estuvo a la altura del personaje Gambito y el actor Liev Shchreiber le dio un nuevo giro al temible Sabretooth, que corrigió al salvaje sin vocabulario que vimos en X-Men (2000).

Pero también la película tuvo momentos infames. Además de que los efectos visuales no fueron tan asombrosos, la cinta nos mostró a un Deadpool deplorable y cometieron el error de adjudicar la amnesia de Logan a un disparo de bala, cuando en realidad se debe a que sus propios poderes curativos borran su memoria constantemente.

8. Deadpool 2 (2018)

Se creía que la segunda película del mercenario bocazas se relacionaría de una forma más directa con Hope Summers, la hija de Cable que se convierte en una poderosa heroína; pero el director David Leitch decidió mantener una trama limitada.

Por supuesto que la secuela no fue tan revolucionaría como la primer cinta de Deadpool, sin embargo fue una película con grandes aciertos como la aparición de Domino, interpretada por Zazie Beetz. Además hay que mencionar los graciosos cameos de Brad Pitt y Matt Damon, y el oscuro trabajo de actuación de Josh Brolin.

7. Wolverine: Inmortal (2013)

El director James Gold fue elegido para rescatar a este personaje luego de su no tan buena primera película. Para eso echaron mano de una de las historias de cómics favoritas del publico: Logan en Japón. La elección dio fruto y nos mostró a un Wolverine más agresivo que luchaba por sobrevivir realmente. Aunque no fue excelente, la cinta cumplió su cometido.

De entre los errores que no pasaron por alto fue la dificultad que tuvieron los productores para reflejar la cultura nipona, que combina el tradicionalismo con la tecnología más avanzada. El resultado de esto fue que el Silver Samurai se convirtió en un villano enteramente automatizado y se desaprovechó el potencial del personaje de Viper.

6. X-Men (2000)

Blade también es un personaje de cómics de Marvel y su película fue estrenada en 1998. Sin embargo, no pudo competir con el éxito que consiguieron los mutantes en el 2000; fue por eso que esta película es considerada como la primera película de superhéroes de la era moderna. La cinta demostró que la tecnología había avanzado lo suficiente para crear espectaculares efectos especiales y fue la piedra angular de este naciente subgénero de acción.

Sin embargo no quedó exenta de críticas. Las principales fueron que la trama era demasiado simple y que el resto de los personajes fue minimizado para realzar a Wolverine. Pero la decisión dio frutos y eso convirtió a Hugh Jackman en uno de los mayores actores del cine de superhéroes.

5. X-Men: Primera Generación (2011)

Al parecer la película Batalla Final fue tan mala que solamente hubo una opción: retroceder en el tiempo para explicar los orígenes de los mutantes. Eso les permitió crear un nuevo “universo” en el que se remediarían los errores cometidos en la primera trilogía de los X-Men.

La apuesta fue muy grande pues tuvieron que prescindir de la popularidad de Wolverine, pero el director Matthew Vaughn supo aprovechar a los personajes de Charles Xavier y Erik Lesser para centrar la película en su antigua amistad y el origen de su rivalidad.

Se incluyó entonces por primera vez al personaje de Mystique y se le dio un papel importante para explicar porque la habíamos visto tan apegada a Magneto en la primera trilogía de la saga, pero su protagonismo fue creciendo hasta causar problemas en las posteriores películas.

4. Deadpool

Fue la primera película de mutantes que obtuvo una clasificación R por sus escenas de desnudos y violencia muy explícita. El mercenario bocazas había tenido una decepcionante primera aparición en el spin-off de Wolverine, pero Ryan Reynolds no lo abandonó y supo convertirlo en un anti-héroe de los más genial y gracioso.

En un mercado saturado de superhéroes, esta película fue un respiro necesario que no abandonó la acción y la irreverencia, y fue por eso que se convirtió en un éxito que recaudó más de 780 millones de dólares. También fue nominada al Globo de Oro como mejor película y mejor actor de musical o comedia. Hasta ahora se sabe que Deadpool es el único mutante que no sufrirá cambios por parte de su nuevo amo Disney.

3. X-Men 2 (2003)

El éxito de la primera película de mutantes solamente fue superado por su secuela. El éxito de esta segunda parte se debió a que los productores decidieron separar al grupo de mutantes para explorar por separado sus historias. Esa estrategia apegó más las películas al estilo de los cómics y permitió cruzar diferentes narrativas.

Esta cinta tuvo como momentos cumbre la primera secuencia de acción de Night-Crawler, la batalla de Wolverine en la escuela de mutantes y la primera revelación del Fénix de Jean Gray.

2. X-Men: Días del Futuro Pasado (2014)

Después de que el universo de los mutantes había regresado en el tiempo para enmendar los errores de la primera trilogía, el director Bryan Singer también volvió y estuvo a cargo de una de las mejores historias de los mutantes. Como la trama de Primera Generación había sido algo simple, decidieron hacer una película que abarcara el tiempo pasado y el futuro para darle mayor emoción.

Las secuencias de acción que tienen lugar en el futuro fueron asombrosas, y en el pasado el que brilló por su participación fue el velocista Quicksilver, quien opacó a su contraparte que ya existía en las cintas de los Avengers.

Aunque muchos criticaron la elección de Wolverine como el viajero temporal y de nuevo se le dio a Mystique un excesivo protagonismo, hasta ahora la película es una de las mejores de la saga de mutantes.

1. Logan (2017)

Al hablar de películas de superhéroes, solamente hay un lugar en la cima del éxito y en ese trono se sienta el salvaje Logan. Hugh Jackman dio vida por última vez a James Howlett y su despedida se convirtió en una película sombría, llena de acción y momentos desgarradores. Como esta cinta mostraba el lado más salvaje de Logan, se convirtió en el primer filme de un personaje mainstream que alcanzó la clasificación R.

La trama de la cinta marcó un antes y un después debido a que también el actor Patrick Stewart dio fin a sus días como Charles Xavier y el legado de Wolverine quedó en manos de Laura, su clon.

Además de lo recaudado en ventas, otro gran éxito de la película fue convertirse en la primera cinta de superhéroes nominada al Premio Óscar a mejor guión adaptado. Aunque no ganó, Logan demostró que este subgénero de acción tiene lo necesario para estar a la altura de cualquier otra producción cinematográfica de calidad.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: