Osita cumple cadena perpetua junto a criminales humanos porque es “demasiado peligrosa”

En una noticia que parece broma: una osa se encuentra en prisión, purgando cadena perpetua en Kostanay, al norte de Kazajistán, luego de atacar a 2 humanos en un campamento, en 2004… pero no, no lo es. Es una noticia real.

La osa se llama Katya y ya tiene 15 años en la cárcel, junto a 730 humanos que son catalogados como “criminales peligrosos”, pero a pesar de eso, sus condenas no pasan de 25 años, aunque están acusados de asesinato.

Katya, osa en cadena perpetua

Fue abandonada por su entrenador de circo cuando era todavía un cachorro, y mientras permanecía enjaulada en un campamento llamado Belaya Yurta, atacó a 2 personas en ocasiones diferentes; el primero fue un niño de 11 años, de nombre Nursultan Kh, quien estaba en el campamento para una competencia de kickboxing. Katya tomó al niño por la pierna, mientras este se acercaba para tratar de alimentarla, causándole graves heridas y un shock traumático.

El otro caso fue un hombre de 28 años, quien trataba de “chocar la mano” con ella; obviamente este tipo había bebido demasiado. A pesar de las advertencias en el lugar para no acercarse, las ignoró y salió lastimado.

Como no se encontró lugar en algún zoológico cercano, se decidió meterla a prisión con los humanos, donde se ha convertido en un símbolo, donde incluso le construyeron una estatua y tiene su propia piscina.

Osa en la cárcel

Igor Tarakanov, un reo del lugar, se ha convertido en amigo de Katya, y en entrevista con medios locales manifestó:

Ella es tranquila, no es agresiva. Adora las cosas dulces que los prisioneros le dan: dulces, galletas, manzanas. Por supuesto, la comunicación con un animal ilumina mi tiempo aquí; hace que no sea tan doloroso.

Aslan Medybayev, encargado de la prisión, comentó:

Ella es amigable, no es agresiva en absoluto. Otros prisioneros la visitan. Se despertó hace aproximadamente un mes de su hibernación anual. Ahora se siente bien, corre y salta.

En general, todos los comentarios son positivos hacia el comportamiento de Katya, aunque esto no le ha servido para que le rebajen la condena, y tampoco el hecho de que los humanos se hayan acercado demasiado a ella, cuando no debían hacerlo, durante los ataques por los que se le encarceló.

Estatua de Katya, osa en prisión

Parece absurdo que se le haya condenado por “sus actos violentos” y se le pusiera en una cárcel, y aunque a los demás prisioneros les parece bueno y hasta terapéutico que se encuentre con ellos, la realidad es que no es un lugar adecuado para este animalito.

Ojalá pronto sea liberada y le borren los cargos criminales de su expediente.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: