Acusan de “falso feminista” a Trudeau tras abandonar su partido una diputada

EFE

Justin Trudeau

Diputadas del opositor Partido Conservador de Canadá

acusaron este miércoles al primer ministro, el liberal Justin Trudeau, de ser un “falso feminista”, después de que una diputada liberal anunciase que abandona el partido.

La diputada Celina Caesar-Chavannes informó este mismo miércoles de que abandona el Partido Liberal de Trudeau, pero mantendrá su escaño en la Cámara baja del Parlamento canadiense como independiente hasta la celebración de elecciones generales, previstas para octubre de este año. La dimisión de Caesar-Chavannes fue confirmada por Trudeau, quien agradeció a la hasta ahora diputada liberal su trabajo.

Caesar-Chavannes, que en las últimas semanas ha destacado por sus críticas a Trudeau, ha acusado al primer ministro de gritarle durante la conversación telefónica en la que le informó de que no se presentaría a la reelección en los próximos comicios.

Durante el tiempo de preguntas al Gobierno en el Parlamento, dos diputadas conservadoras aprovecharon la dimisión de Caesar-Chavannes y la salida del Gobierno de dos destacadas diputadas, las exministras Jody Wilson-Raybould y Jane Philpott, para acusar a Trudeau de ser un “falso feminista”.

“Muy bueno en gritar a las mujeres”

“¿Por qué el primer ministro está silenciando a mujeres de principios mientras cubre las acciones de sus amigos corruptos?”, preguntó la diputada conservadora Candice Bergen a Trudeau. Bergen añadió que “el primer ministro es muy bueno en gritar a las mujeres”, y concluyó afirmando que “es un falso feminista”.

Otra destacada diputada conservadora, Michelle Rempel, también atacó las credenciales de Trudeau, que se ha declarado públicamente en numerosas ocasiones como “feminista”. “Parece que las únicas mujeres de las que el primer ministro está orgulloso son aquellas que usan su reputación para hacer su trabajo sucio. Eso no es un feminista”, acusó Rempel.

Trudeau replicó a los ataques conservadores afirmando que no aceptará las lecciones de los conservadores sobre el papel de las mujeres en la sociedad y destacó las inversiones que su Gobierno ha realizado para promover la igualdad de las mujeres, una de sus principales promesas electorales.

El primer ministro canadiense también aprovechó la ocasión para atacar las políticas del Partido Conservador en temas de políticas reproductivas. “Todavía están a favor de prohibir el aborto. Siempre defenderemos los derechos de las mujeres”, dijo Trudeau.

Ataque conservador

El Partido Conservador ha multiplicado en los últimos días la intensidad de los ataques contra Trudeau a raíz del escándalo de las dimisiones de Wilson-Raybould y Philpott por las supuestas presiones que recibió la primera por parte del primer ministro para favorecer a la mayor constructora del país, SNC-Lavalin.

Analistas políticos han señalado que los conservadores están utilizando tácticas empleadas por el presidente estadounidense, Donald Trump, para golpear los supuestos puntos fuertes de sus rivales.

Trump, por ejemplo, atacó el historial militar del ya fallecido senador John McCain y cuestionó su imagen de héroe de guerra, precisamente una de las características más reconocidas del político republicano, a pesar de que el presidente estadounidense evitó servir en el ejército.

En este caso, el Partido Conservador, que es la formación política en el Parlamento con el menor número de diputadas, está atacando el feminismo de Trudeau, una de las características que le permitieron ganar votos entre las mujeres en las pasadas elecciones de 2015.

Podría también gustarte...

A %d blogueros les gusta esto: