Android Q podría cambiar la historia de la fragmentación para siempre

El Google I/O 2019 será el lugar donde Google presentará oficialmente la nueva versión de Android, y aunque la primer developer preview está a punto de lanzarse a los usuarios, la realidad es que una de las mejoras más esperadas de este sistema operativo no tiene que ver con lo estético o funcional, sino que podría estar relacionada directamente con la fragmentación en el sistema operativo.

Android ha luchado toda su vida contra la fragmentación

La fragmentación en Android crece año con año con las nuevas versiones de este sistema operativo, y es que parte de la filosofía del sistema operativo de Google por ser abierto y permitir a los fabricantes que modifiquen ciertos elementos a través de la capa de personalización también ha generado que esta versatilidad sea la culpable de que muchos teléfonos Android tarden mucho tiempo en actualizar.

Si a esto le sumamos que Google nunca ha puesto mano dura con la política de actualizaciones de los fabricantes, pues eso también ha contribuido a que la fragmentación no haga otra cosa más que incrementar.

Sin embargo, con Android Oreo nació Project Treble, un proyecto que tenía como propósito frenar la fragmentación, el problema es que las actualizaciones rápidas solo funcionarían para equipos que llegaran al mercado con Android Oreo en adelante.

Un año después llegó Android Pie, y Project Treble prometió mejoras para estos dispositivos, claro que las actualizaciones han sido más rápidas desde el lanzamiento de Treble, pero tampoco da la sensación de que estén contribuyendo con la fragmentación, aunque Android Q parece que será la versión que lo cambiará todo.

Revelan varias de las novedades que tendrá Android Q

¿Por qué Android Q promete dar resultados visibles contra la fragmentación?

La primera razón es muy sencilla, Android Q podría tener un crecimiento mayor a cualquier otra versión de Android en sus primeros meses de vida debido a que Project Treble podrá hacer que la actualización a Android Q llegue más rápido a dispositivos que tienen Android Oreo y Android Pie.

El problema es que hablamos de una mejora teórica, pues Google lleva casi 5 meses sin mostrar los datos de distribución de Android que antes lanzaba mes con mes, lo que nos lleva a pensar que el crecimiento de Android Pie podría estar siendo menor a lo esperado.

Por otro lado, Iliyan Malchev, ingeniero de Google y arquitecto de Project Treble mencionó que para esta nueva versión de Android habrá muchos más dispositivos compatibles con la beta de Android Q, algo que sin duda también ayudará a que muchos más usuarios tengan acceso no solo a las versiones de prueba, sino también a la versión final poco tiempo después de ser lanzada al mercado.

Project Treble parece que por fin será el martillo que le de un fuerte golpe a la fragmentación en el sistema operativo de Google, no sabemos cuánto podría ayudar a que bajen las cifras que conocemos actualmente, pero pronto podríamos ver los mejores resultados en este tema durante los últimos años.

La entrada Android Q podría cambiar la historia de la fragmentación para siempre se publicó primero en unocero.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: