Usaron la silla del bebé para llenarla de comida y meterse al cine; así terminó esta historia

Ir al cine puede considerarse un lujo por el costo de las entradas y, sobre todo, por los precios de los alimentos y golosinas que ahí se venden, y a los que estás obligado a comprar pues está prohibido que metas productos de otros lugares, a menos que uses tu creatividad como esta pareja, y disfrutes de tu comida favorita sin gastar tanto.

Entrar al cine con comida

Una chica compartió en Instagram el video para mostrarnos cómo puedes entrar al cine con toda la comida que quieras sin que seas detectado: en la silla que usas para llevar a un bebé en el coche, y no, no es necesario que tengas un hijo… puedes pedir prestada la silla a alguien.

El primer paso es cargarla con lo que quieras comer y luego cubrirla, como si se tratara de un pequeño dormido.

Entrar al cine con comida

Nadie se atrevería a molestar a un bebé que duerme su siesta, así que no te pedirán que levantes la cobija y podrás entrar sin problema.

Entrar al cine con comida

Y ahora solo queda disfrutar de la película:

Ahora, a través de esa red social, son reconocidos como unos auténticos genios y varios han prometido replicar esta acción, pues el ahorro es considerable; incluso, si no cuentas con una silla de este tipo puedes comprar una, al fin que recuperarás la inversión con todo lo que ahorres al no gastar en el cine.

Piénsalo.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: