El Ejército blinda a Maduro mientras la UE se inclina por legitimar a Guaidó

E. O. / AGENCIAS

Tensión en Venezuela

“Estamos ante un golpe de Estado”. Ese fue el mensaje lanzado por los altos cargos militares de Venezuela para mostrar su apoyo a Nicolás Maduro. No reconocen a Juan Guaidó como presidente del país y califican a la oposición de “violenta”.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, acusó a “factores desquiciados” de la oposición venezolana de querer “irrumpir de una manera violenta, esquizofrénica” al intentar propiciar lo que para él es un gobierno de facto que, auguró, “no va a salir victorioso”. Acompañado por otros altos mandos, Padrino advirtió de que no va a tolerar “actos terroristas”.

Además, del respaldó militar, Nicolás Maduro buscó también este jueves el apoyo de los jueces. El líder chavista acudió a la sede del Supremo, donde el magistrado Juan José Mendoza, presidente de la Sala Constitucional, exhortó a la Fiscalía a “tomar medidas” de “manera inmediata” ante la “conducta delictiva” de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición y presidida por el propio Guaidó, y que no reconoce a Maduro como presidente.

El propio Maduro se defendió culpando de la situación al “intervencionismo” de Estados Unidos. “El Gobierno sigue gobernando y protegiendo a los venezonalos”, sostuvo, y agradeció el apoyo de Vladimir Putin. Además, avisó de que el movimiento de la oposición podría ser tomado como “un chiste” si no fuera “peligroso”.

Mientras, el Departamento pde Estado de EE UU ordenó la evacuación de todo su personal no esencial en Venezuela, después de que Maduro les diese este miércoles 72 horas para su salida.

Guaidó, por su parte, dijo en una entrevista en Univisión que no descarta una amnistía para Nicolás Maduro, y que abraza a “todos” los sectores, incluidos los militares, para superar la crisis. “En los periodos de transición han pasado cosas similares. Sucedió en Chile, sucedió en Venezuela en el 58. No podemos descartar ningún elemento, pero hay que ser muy firmes hacia el futuro”, manifestó. “Está en la mesa esa amnistía, esas garantías para todos los que estén dispuestos a ponerse del lado de la Constitución a recuperar el orden constitucional”, añadió.

Sánchez valora el “coraje” y la UE pide elecciones

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, siguió los acontecimientos desde Davos. El jefe del Ejecutivo charló con Guaidó y le trasladó el mensaje de que unas elecciones democráticas y transparentes son la salida “idónea y natural” a la crisis. En esa conversación, Sánchez le preguntó al líder opositor por sus planteamientos y le comunicó el apoyo a la Asamblea Nacional, según explicaron desde Moncloa. Además, Sánchez reconoció el “coraje” de Guaidó. Eso sí, no le reconoció explícitamente como presidente porque quiere esperar a la respuesta unitaria europea.

Desde Bruselas el discurso sí fue mucho más rotundo. “El presidente Juan Guaidó es el único interlocutor institucional en Venezuela, porque es el que tiene la legitimidad democrática”, sentenció el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, en un comunicado.

Asimismo, la Eurocámara confirmó que celebrará en la sesión plenaria de la próxima semana un debate sobre la situación en Venezuela y aprobará una resolución de urgencia. Será la novena resolución sobre el país desde el principio de la legislatura en la Eurocámara, que en 2017 otorgó su premio Sájarov a la oposición venezolana con el apoyo principalmente de populares y liberales europeos.

La Comisión Europea, por su parte, adoptó una posición algo más tibia. “Por principio, no reconocemos gobiernos, sino a los países”, indicó la portavoz comunitaria Maja Kocijancic en rueda de prensa. Sobre esto, la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, mostró , en nombre de todos los estados miembros de la Unión, “total apoyo” a la Asamblea Nacional.

Podría también gustarte...

A %d blogueros les gusta esto: