Así fue la intensa rutina de James McAvoy para convertirse en La Bestia de ‘Glass’

El reto de interpretar a un personaje con 23 personalidades no fue el único al que se tuvo que enfrentar el actor James McAvoy para Glass, ya que La Bestia, la más temible de esas personalidades, tiene una fuerza descomunal, así que su cuerpo tenía que lucir acorde a ello.

La Bestia

Desde la preparación de la película de Fragmentado, donde conocimos a La Bestia, McAvoy se puso a trabajar, ya que su físico no era tan musculoso y voluminoso como se requería, y para ello empezó a pedir consejos a personas como Ben Affleck, que ha interpretado a Batman, o Alicia Vikander, que la vimos como la nueva Lara Croft, o a Gal Gadot, la Mujer Maravilla.

Obviamente, también buscó a un entrenador personal, y encontró a uno de los mejores en este momento, Magnus Lygdback, quien se ha ganado una buena reputación entre las celebridades por su excelente trabajo.

James McAvoy

Su cuerpo era delgado, y Magnus comentó:

Teníamos mucho trabajo qué hacer. La Bestia tiene que ser capaz de apretar sus músculos marcando sus venas para tener un aspecto monstruoso. Se trataba de ganar tanta masa muscular como fuera posible, en un período de tiempo muy corto.

Teníamos un programa con el que se trabaja muy duro en un par de grupos musculares a la vez, para luego dejarlos descansar. Así que hacíamos piernas el primer día; espalda y hombros el segundo día; el tercer día pecho, hombros y abdominales; el cuarto día, brazos. Eso permite que tus músculos vayan descansando hasta que vuelva a tocar trabajarlos de nuevo, lo que significa que puedes hacer más series y más repeticiones en cada grupo muscular.

James McAvoy

Aquí te mostramos un ejemplo de la rutina del actor, por si quieres convertirte en una bestia…

Día 1: Piernas y core

James McAvoy

Primero: el core es una zona que incluye el abdomen y la parte baja de la espalda, y se incluyen los oblicuos, recto abdominal, suelo pélvico, el diafragma, el multifidus y el músculo transverso abdominal.

Calentamiento en cinta: 5-10 minutos de carrera

Entrenamiento a intervalos: 4-6 series de sprints de 60 segundos en velocidad máxima

Piernas

Sentadillas con barra: 6 series piramidales (12, 10, 8, 6, 4. 10 repeticiones)

Peso muerto: 4 series de 8-10 repeticiones

Leg press: 4 series de 8-10 repeticiones

Lunges: 3 series de 20 repeticiones

Skaters: 4 series de 20 repeticiones

Core

Dragon raises: 4 sets de 15 repeticiones

Día 2: Espalda, hombros y core

James McAvoy en el gimnasio

Calentamiento en remo: 10 minutos

Espalda y hombros

Pulldowns lateral: 4 series de 10 repeticiones

Remo: 4 series de 10 repeticiones

Straight pulldowns: 4 series de repeticiones

Pájaro con mancuerna: 4 series de 12 repeticiones

Elevación lateral con mancuerna: 5 series de 12 repeticiones

Core isomético

“Stir the pot” en una pelota de pilates: 4 series de 60 segundos

Día 3: Pecho, hombros y core

James McAvoy en el gimnasio

Calentamiento en bicicleta: 10 minutos

Pecho y hombros

Press de banca: 6 series piramidales (12, 10, 8, 6, 4. 10 repeticiones)

Press inclinado: 4 series de 10 repeticiones

Flys cable cruzado: 4 series de 10 repeticiones

Press militar: 3 series de 10 repeticiones

Core (oblicuos)

Switchblade con rotación 60 segundos

Pingüino: 60 segundos

Side dipping: 4 series de 30 segundos con cada lado

Día 4: Brazos y core

James McAvoy

Calentamiento en cinta: 5 minutos

Hamster en caminadora: 2 series de 2 minutos

Bíceps

Bíceps con mancuerna alternados: 4 series de 8 repeticiones (con cada brazo)

Bíceps con mancuerna doble: 4 series de 10 repeticiones

Tríceps

Press francés: 5 series de 10-12 repeticiones

Súper set

Bíceps en máquina: 10 repeticiones

Tríceps pushdowns en cuerda: 4 series de 10 repeticiones

Core

Dragon raises: 4 series de 15 repeticiones

Alimentación

James McAvoy

Por supuesto, no solo se trata del ejercicio, sino también de una buena alimentación, como dice Magnus:

Se trata de la calidad de la comida, la proporción de los macronutrientes: las grasas y los hidratos son la fuente de energía y la proteína es la piedra angular para crear el músculo y ganar tejido. (…) Si lo que quieres es ganar la mayor cantidad de masa muscular posible sin engordar grasa, tienes que comer en torno a dos gramos de proteína por cada kilo que quieras ganar.

Este es un ejemplo del menú del actor:

Desayuno: Cuatro huevos con champiñones, cebolla, espinacas y pimientos.

Merienda: Batido de proteínas (proteína en polvo con verduras y bayas) o medio aguacate y hummus.

Almuerzo: Dos puñados de proteínas (carne de res, pollo, pescado o mariscos); un puñado de carbohidratos lentos; un puñado de buena grasa (quinua, cebada, arroz integral, papas, aguacate, aceite de oliva) y dos puñados de verduras.

Merienda: ensalada de frijoles con aderezo de limón o vegetales crudos con salsa de aguacate o hummus.

Cena: uno a dos puñados de proteína (carne de res, pollo, pescado o mariscos); un puñado de carbohidratos lentos; un puñado de grasa buena (quinua, cebada, arroz integral, papas, aguacate, aceite de oliva) y dos puñados de verduras.

Debes comer cada tres horas, sin consumir nada de azúcar.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: