Experimento social le muestra a gringos racistas de Texas que tienen sangre mexicana

El tema de la frontera entre México y Estados Unidos ha tenido algunos de sus puntos más álgidos con la llegada de Trump, quien ha propuesto crear un muro para que los mexicanos ya no ingresen a su territorio de forma ilegal, pero parece que se les olvida que los mexicanos han estado ahí desde hace mucho tiempo.

Pareja

Actualmente hay cerca de 11 millones de mexicanos en Estados Unidos, y es el principal destino de viaje para quienes han nacido en México; sin embargo, no es así para los nacidos en Estados Unidos, obviamente no todos, pero una buena parte de ellos manifiesta que no le agrada México ni los mexicanos…

Pero la aerolínea mexicana encontró una manera de echar abajo muchas de los “argumentos” que utilizan personas racistas y ha creado un ingenioso experimento social, que a la vez les sirve como promoción, llamada DNADiscounts, que consiste en hacerles una prueba de ADN, y de acuerdo al porcentaje de sangre mexicana, se les descuenta de su boleto de avión hacia México.

Hombre texano

Para ello, se trasladaron a Wharton, Texas, estado que es conocido por su rechazo a los migrantes mexicanos, y entrevistaron a varias personas, quienes manifestaron su rechazo, diciendo que no les gusta México, o que los mexicanos deben quedarse “de su lado de la frontera”, y cosas por el estilo.

El resultado es que todos los que entraron a este experimento, tienen sangre mexicana…

Texas

No hace falta esforzarse mucho para entender que Estados Unidos es un país de migrantes, y así fue como se construyó, pues muchas de sus poblaciones originarias fueron extinguidas o relegadas a reservas, así que de hecho, las tribus de indígenas son los verdaderos dueños y originarios de ese lugar.

Además, si revisamos un poco de historia, nos daremos cuenta que hasta 1836, Texas pertenecía a México, es decir, estaba habitado por mexicanos, y sus descendientes tienen su sangre. Algo similar ocurre en los estados de Arizona, Utah, California, Nevada, Nuevo México y parte de Colorado.

Territorio perdido

Más de 2.5 millones de kilómetros cuadrados que pertenecían a México, se convirtieron en territorio estadounidense, así que ese sueño de ser de “sangre pura” que algunos han tenido en Estados Unidos, es solo eso, un sueño.

Además, también habría que agregarle luego la enorme llegada de migrantes de casi todo el mundo, entonces, la verdad es que, si de por sí, eso del racismo es absurdo, con esto lo es todavía más…

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: