Padres enfrentan sentencia por imponer a su bebé de 19 meses a una severa dieta vegana

Sabemos que la estupidez humana no tiene límites y que existe gente que jamás se debió reproducir, pero aquí estamos, escribiendo un post sobre ellos.

Si tú, como ser adulto y pensante, eliges vivir siguiendo una dieta vegana, está perfecto, pero no pretendas que tus hijos deben seguir la misma, pues su desarrollo depende mucho de su alimentación.

niña vegana

Tal vez la pareja vegana que decidió que su pequeña niña de 1 año y 7 meses debiera seguir una estricta dieta con ellos lo desconocía, pero su error le provocó a la bebé serios problemas de salud, a causa de un estado crónico de desnutrición. No sabemos las razones, lo que sí es que este tipo de dieta tiene estragos en un infante.

niña vegana

Según reportes policiales, la bebé solo comía un plato de avena con leche de arroz, medio plátano en el desayuno, un pedazo de pan tostado con mermelada o crema de cacahuate y tofu en la comida y para la cena arroz o papas.

La dieta, como pueden ver, era demasiado pobre en nutrientes, lo que le ocasionó una enfermedad degenerativa en sus huesitos, como resultado de la desnutrición severa. Además, los exámenes médicos revelaron que presentaba una deficiencia severa de otros nutrientes vitales como calcio, vitamina D, vitamina B12, vitamina A, hierro y zinc.

niña vegana

El grado de desnutrición era severo, al grado de no poder hablar ni gatear como otros niños de su edad. Los médicos, a su vez, dictaminaron que la niña no tenía vacunas, controles de seguimiento, ni un certificado de nacimiento. O sea, todo mal. Su frágil cuerpo no podía sostenerse, tenía fracturas dispersas por todo el cuerpo y pesaba apenas el doble de lo que pesaba cuando nació.

Su padre, de 34 años y su madre, de 32, enfrentan una condena de prisión al ser declarados culpables por causar lesiones graves en la niña y el dictamen de la sentencia está previsto para enero.

papas veganos

La madre aseguró que toda la familia cumplía con una dieta vegana estricta, incluyendo los hermanos mayores de su hija, de 4 y 6 años, quienes, junto a la bebé, fueron apartados de sus padres y enviados a un hogar de acogida, en donde su salud ha mejorado considerablemente, al grado de que la nena de 19 meses ha ganado 5 kilos, gatea y está aprendiendo a camiar, todo después de 6 duros meses de recuperación.

No digo que esté mal querer que tus hijos coman de manera saludable, pero una cosa es cuidar su alimentación y otra muy distinta matarlos de hambre. Recuerden siempre buscar el apoyo de un médico y dietista expertos que puedan guiarlos para asegurar el óptimo desarrollo de sus bendiciones.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: