Brasil retira su oferta para albergar la Cumbre del Clima de 2019

EFE

  • El país sudamericano alega dificultades presupuestarias.
  • El futuro ministro de Exteriores ha dicho que combatirá el “alarmismo climático”.

Jair Bolsonaro

Brasil ha retirado su oferta para albergar la Cumbre del Clima de 2019 (COP25) por dificultades presupuestarias y por el “proceso de transición” para el presidente electo, Jair Bolsonaro, informaron este martes fuentes oficiales. Bolsonaro será investido como jefe de Estado el próximo 1 de enero.

“El Gobierno brasileño se vio obligado a retirar su oferta de albergar la COP25″, afirmó la Cancillería del país suramericano en un escueto comunicado.

El Ejecutivo del presidente Michel Temer mostró su disposición para acoger la edición de 2019 de esta conferencia internacional impulsada por las Naciones Unidas (ONU) en la ciudad alemana de Bonn, escenario de la cumbre del año pasado.

Entonces, el entonces ministro de Medio Ambiente brasileño, José Sarney Filho, dijo que la COP25 “será un gran hito en el camino hacia la implementación del Acuerdo de París” contra el Cambio Climático y que Brasil estaba “encantado” con la posibilidad de que se celebrase en su territorio.

No obstante, “tras un análisis minucioso de los requisitos” para albergar el encuentro, el Gobierno desiste de su candidatura por “las actuales restricciones fiscales y presupuestarias, que deberán permanecer en el futuro próximo, y el proceso de transición para la recién electa administración, que comenzará el 1 de enero de 2019″. “El análisis se enfocó, en particular, en las necesidades financieras asociadas a la realización del evento”, remarcó la Cancillería.

“Ecologismo chiíta”

Bolsonaro, ultraderechista nostálgico de la dictadura militar (1964-1985), amagó durante la campaña con salir del Acuerdo de París, pero luego dio marcha atrás y negó que Brasil fuera a abandonar el pacto, al que sí criticó porque, en su opinión, pone en peligro la soberanía nacional.

El mandatario electo también criticó con anterioridad el “ecologismo chiíta” y la “industria de la multa” sobre los productores rurales.

A poco más de un mes para su investidura, Bolsonaro, capitán del Ejército en la reserva, continúa definiendo su gabinete y este martes manifestó que probablemente este miércoles anunciará a su futuro ministro de Medio Ambiente. El presidente electo pretendía fusionar esa cartera con la de Agricultura, pero finalmente enterró esa idea.

Entre los ministros ya anunciados para el Gobierno que asumirá el 1 de enero figura el futuro canciller, Ernesto Araújo, quien hoy afirmó en un artículo que combatirá la ideología marxista en política externa, incluyendo el “alarmismo climático” y las “discusiones abortistas” en foros multilaterales.

Podría también gustarte...

A %d blogueros les gusta esto: