Nuevo avión supersónico experimental estilo Concorde entra a producción

Por lo visto, la idea de volar a velocidades supersónicas sigue siendo un sueño que quiere convertirse en un evento cotidiano. Empezó el Concorde hace muchos años pero el proyecto tuvo muchos inconvenientes: por una parte era muy costoso volar en esta aeronave y además, los costos de mantenimiento de esta flota de aviones supersónicos era enorme. Eventualmente la industria de los aviones terminó por clausurar el proyecto de las naves supersónicas, pero en este siglo 21 parece ser que se quiere regresar a esta idea, con todo lo anteriormente aprendido. ¿Podrá ocurrir?

¿En China el iPhone es un producto para personas de bajos recursos?

La empresa Lockheed Martin, con sede en Bethesda, Maryland, que se dedica al campo de la aeronaútica, ha empezado oficialmente la producción de su jet experimental capaz de ir a velocidades supersónicas sin crear el exagerado ruido asociado a la llegada de esa velocidad. La idea es que con esta nueva tecnología “silenciosa”, se levante el veto a las aeronaves supersónicas que tradicionalmente hacen un exagerado ruido, sobre todo cuando llegan a la velocidad máxima, que suele ser más de dos veces la velocidad del sonido en el aire.

“Gracias al diseño elongado de la nave, el cual es la clave tecnológica, se pueden lograr boom sónicos bajos”, dijo Peter Iosifidis, gerente de demostración del programa en Lockheed Martin. “En la medida que vamos entrando a la fase de fabricación, la estructura de la nave empieza a tomar forma, llevándonos un paso más cerca cada vez de permitir el vuelo supersónico para pasajeros alrededor del mundo”, comentó.

La NASA le ha otorgado a Lockheed un contrato por un año, en el cual tendrán que diseñar, construir y hacer las pruebas de vuelo de la nueva aeronave supersónica. Lockheed espera realizar su primer vuelo con esta aeronave en el 2021 así como hacerse de más información sobre la respuesta de las comunidades para la aceptación del “boom sónico silencioso” que crea la aeronave. La NASA usará esta información para establecer un estándar de ruido supersónico aceptable de manera que se puedan eliminar los vetos a los vuelos supersónicos tradicionales, que se impusieron después de la época del Concorde.

La nave X-59 tendrá una velocidad de 1512.78 kms por hora a una altitud de 55 mil pies. Lockheed dice que el boom sónico será parecido al que se escucha cuando se cierra una puerta de un automóvil. Esto no tiene punto de comparación el boom sónico que podía dejar sordas temporalmente a las personas que estuviesen cerca.

Lockheed ya ha trabajado previamente en otros proyectos similares, desarrollando naves voladoras como la U-2 y el SR-71.

La entrada Nuevo avión supersónico experimental estilo Concorde entra a producción se publicó primero en unocero.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: