Israel tacha de “racista” la decisión de Airbnb de retirarse de los asentamientos en territorio ocupado

EUROPA PRESS

  • La empresa ha quitado de su página web las residencias ubicadas en las colonias israelíes en Cisjordania.

Asentamiento israelí en Cisjordania

El Gobierno de Israel tachó este martes de “racista” la decisión de la empresa de alquiler de alojamientos Airbnb, que ha retirado de su página las residencias ubicadas en los asentamientos israelíes en Cisjordania, condenados por la comunidad internacional por suponer una violación del Derecho Internacional.

El ministro de Turismo de Israel, Yariv Levin, calificó la decisión de “racista” y “completamente inaceptable”, al tiempo que habló de “pura discriminación”, según informó el diario israelí The Jerusalem Post.

“Es una decisión racista y, además, creo que hay un doble rasero que solo se adopta contra Israel, contra los judíos que viven en Israel”, manifestó, al tiempo que desveló que el Ejecutivo ha pedido a Airbnb que “cancele inmediatamente” la decisión.

Por su parte, la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) dijo que la decisión de Airbnb es “un paso positivo” y pidió a otras compañías que hagan lo mismo.

“Al retirar los alquileres en los asentamientos ilegales prohibidos a los palestinos, Airbnb ha tomado una posición contra la discriminación, el desplazamiento y el robo de tierras”, indicó Arvind Ganesan, director de HRW para Negocios y Derechos Humanos.

“Las continuadas actividades empresariales de Booking.com y otras compañías en los asentamientos contribuyen a atrincherar el régimen discriminatorio en Cisjordania”, denunció.

“En el centro de la disputa”

Airbnb afirmó en un comunicado publicado en su página web durante la jornada del lunes que es consciente de que existen “visiones enfrentadas sobre si las compañías deben hacer negocio en territorios ocupados objeto de disputas históricas entre israelíes y palestinos”.

Así, recordó que “la legislación estadounidense permite a compañías como Airbnb participar en negocios en estos territorios” y manifestó que la empresa operó en los asentamientos en el pasado porque considera que “el viaje de persona a persona tiene un valor considerable” y quiere “ayudar a unir a la gente en muchos lugares del mundo”.

Sin embargo, explicó que, tras analizar la situación, ha decidido “eliminar de sus listas las viviendas en asentamientos israelíes en Cisjordania que están en el centro de la disputa entre israelíes y palestinos”.

En este sentido, Airbnb detalló que esta decisión afecta a cerca de 200 viviendas, si bien no se pronunció sobre cuándo entrará en vigor. “Sabemos que la gente estará en desacuerdo con esta decisión y apreciamos su perspectiva. Este es un asunto controvertido”, reconoció.

“Nuestra esperanza es que algún día, antes que después, habrá un marco en el que la totalidad de la comunidad internacional esté de acuerdo para lograr una resolución a este conflicto histórico y un camino claro hacia adelante que todos sigamos”, dijo. “A día de hoy, se trata de una aspiración. La gente de buena fe ha estado buscando este objetivo desde hace décadas, pero seguimos deseando una paz duradera”, remachó.

Cisjordania —incluida Jerusalén Este—, la Franja de Gaza —de la que Israel se retiró en 2005— y los Altos del Golán fueron ocupados militarmente por Israel en la guerra de 1967, por lo que la construcción de asentamientos y la colonización de estos territorios supone un crimen de guerra desde el punto de vista del Derecho Internacional.

En Cisjordania viven unos 531.000 colonos judíos, según datos de 2012, parte en colonias consideradas legales por Israel y parte en asentamientos considerados ilegales incluso por el Gobierno israelí. Las cifras actuales podrían ser superiores.

Podría también gustarte...

A %d blogueros les gusta esto: