Pasó 10 años sentenciado a muerte por un crimen que no cometió; su suerte ha cambiado

La ley a veces puede ser ciega y también sorda, pues en muchas ocasiones ha mandado tras las rejas a personas inocentes.

Al igual, existe el caso de Clemente Aguirre-Jarquin de 38 años, quien pasó 14 años en la cárcel y una sentencia a muerte luego de haber sido culpado por la muerte de sus vecinas , Cheryl Williams de 47 años, y Carole Bareis de 68.

Clemente Aguirre-Jarquin

Luego de su arresto en el 2004, las autoridades dijeron que había evidencia incriminatoria; su ropa empapada de sangre, huellas y una corbata junto al arma homicida.

El hombre hondureño no notificó a las autoridades por temor a la deportación debido a su estatus de indocumentado. Ahora se encuentra libre gracias a que un tribunal de Florida lo declaró inocente. Sin embargo aún podría enfrentarse a la extradición.

Clemente Aguirre-Jarquin

Al salir de la corte, el hombre fue trasladado a las oficinas de Inmigración y Control de Aduanas, posteriormente fue liberado oficialmente. Con respecto al tema de la deportación, los abogados de Aguirre-Jarquin comenzaron a buscar una solicitud de asilo para él.

El veredicto final se dio gracias a que nuevas pruebas de ADN vincularan los asesinatos a Samantha Williams, hija de Cheryl Williams y nieta de Carole Bareis.

Clemente Aguirre-Jarquin

Un portavoz de la Oficina del Fiscal del Estado anunció que no procesaría al hombre inocente, y dijo: “Si bien el Estado tiene serias preocupaciones sobre la credibilidad de la declaración de hechos del Sr. Aguirre-Jarquin con respecto a su participación en este incidente, el Estado no cree que el encarcelamiento adicional del Sr. Aguirre-Jarquin esté justificado. Apreciamos los esfuerzos de sus abogados en presentar esta nueva evidencia”.

Aguirre, tras ser liberado, dirigió unas palabras al juez del tribunal, diciendo: “Desde el fondo de mi corazón, este humilde inmigrante le agradece. Solo tengo perdón en mi corazón por aquellos que me hicieron el mal”.

Clemente Aguirre-Jarquin

La Corte Suprema de Florida  señaló que las pruebas de ADN demostraron que la sangre de Williams, se encontraba en la escena del crimen, donde ambas mujeres, madre y abuela, fueron apuñaladas hasta la muerte en junio de 2004 en el condado de Seminole.

Clemente Aguirre-Jarquin

Nada de la sangre descubierta en la escena fue de Aguirre-Jarquin pero aún así fue condenado en 2006. Sin embargo los abogados de Aguirre-Jarquin argumentaron con éxito ante el tribunal que las manchas de sangre en su ropa se debieron a que él solo llegó a verificar si las víctimas respiraban.

El sitio informativo, MailOnline, dio a conocer que, según fuentes confiables, Samantha Williams hizo comentarios a una amiga y vecina de que ella era la asesina.

Clemente Aguirre-Jarquin

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: