¿Cuáles son los smartphones de gama alta de 2018 más difíciles de reparar?

Este año hemos visto dispositivos muy interesantes de Huawei, Samsung, Xiaomi, Apple, Google y muchas más compañías, sin embargo, algo que llama la atención es que da la sensación que entre más avanzados comienzan a ser los equipos, más difíciles de reparar se vuelven, lo que muchas veces podría ocasionar que la única forma de reparar un equipo sea en el soporte técnico oficial.

Así mismo, otro de los factores de que los smartphones sean más difíciles de reparar es que el soporte técnico fuera de la garantía puede ser más caro, pues en ciertas ocasiones las marcas prefieren dar a los clientes que validan garantía un teléfono nuevo que repararlo, pero no digo que eso se haga en todos los casos.

Por esta razón te decimos cuáles son los smartphones más difíciles de reparar presentados este 2018 según el medio especializado iFixit, donde 0 es imposible de reparar y 10 es muy fácil de reparar:

Galaxy S9/S9+

Reparabilidad: 4 de 10

Galaxy S9

Galaxy S9/S9+

Lo fácil:

  • Muchos componentes son modulares y pueden reemplazarse independientemente.

Lo difícil:

  • El vidrio pegado en la parte frontal y la trasera se puede romper fácilmente, por lo que hace que repararlo sea todo un reto.
  • Las reparaciones de pantalla requieren un montón de desmontaje mientras se batalla con adhesivo resistente.

Galaxy Note 9

Reparabilidad: 4 de 10

Lo fácil:

  • Los componentes son todavía más modulares en comparación con los S9.
  • Solo se utilizan tornillos estándar de Phillips.

Lo difícil:

  •  Para reparar cualquier componente, primero debes quitar cuidadosamente el pegamento (y luego volver a pegar) el panel trasero de vidrio.
  • Las reparaciones de pantalla demasiado comunes requieren la sustitución de todo el chasis.

Los 7 mejores smartphones de gama alta de 2018

Huawei Mate 20 Pro

Reparabilidad: 4 de 10

Lo fácil:

  • Muchos componentes son modulares y se pueden ser reemplazar independientemente.
  • El reemplazo de la batería requiere quitar solo el panel trasero y el marco intermedio.
  • Solo se utilizan tornillos Phillips estándar.

Lo difícil:

  • Si la pantalla o el lector de huellas se descomponen hay que cambiar ambos elementos forzosamente.
  • Las reparaciones de la pantalla requieren mucho desmontaje mientras se debe estar batallando con un adhesivo resistente.

Huawei P20 Pro

Reparabilidad: 4 de 10

Huawei P20 Pro

Lo fácil:

  • Muchos componentes son modulares y se pueden ser reemplazar independientemente.
  • Reemplazar la batería es posible, pero conlleva mucho esfuerzo hacerlo.

Lo difícil:

  • Existe un potencial riesgo de romper el cristal trasero en la reparación por el pegamento.
  • Remplazar la pantalla es todo un reto por el exceso de pegamento.

Google Pixel 3/3 XL

Reparabilidad: 4 de 10

Lo fácil:

  • Los únicos tornillos son los sujetadores estándar T3 Torx.
  • El adhesivo de liberación fácil de reparar sujeta la batería.

Lo difícil:

  • Las reparaciones de la pantalla son mucho más difíciles que los modelos anteriores, ya que requieren un desmontaje completo del teléfono.
  • Para dar servicio a cualquier componente, se deberá desarticular cuidadosamente (y luego pegar de nuevo) el panel posterior de vidrio.

Los 7 mejores smartphones de gama alta económicos de 2018

LG G7 ThinQ

Reparabilidad: 4 de 10

Lo fácil:

  • La mayoría de los componentes son modulares y se reemplazan con facilidad.

Lo difícil:

  • El cristal frontal y trasero es muy fácil de quebrar en la reparación debido al exceso de pegamento.
  • Reparar la pantalla conlleva un esfuerzo enorme porque hay que desmontar prácticamente todo el teléfono.

OnePlus 6

Reparabilidad: 5 de 10

Lo bueno:

  • La batería es muy fácil de cambiar.
  • Muchos componentes son modulares y pueden ser reemplazados individualmente.
  • Los tornillos don Phillips estándar.

Lo malo:

  • Reemplazar la pantalla es más complicada de lo que debería.
  • El cristal se podría agrietar en la reparación.

iPhone XR

Reparabilidad: 6 de 10

Lo fácil:

  • El primer procedimiento de apertura de la pantalla y el fácil acceso a la batería siguen siendo prioridades de diseño.
  • Una pantalla rota se puede reemplazar con una extracción mínima de hardware y, con un poco de cuidado, puede conservar el Face ID.

Lo difícil:

  • El vidrio en la parte delantera y trasera duplica la agrietamiento, y el vidrio trasero roto requiere un reemplazo completo del chasis.
  • Los tornillos usados son poco comunes.

iPhone XS/XS Max

Reparabilidad: 6 de 10

Lo fácil:

  • El vidrio en la parte delantera y trasera duplica la agrietamiento, y el vidrio trasero roto requiere un reemplazo completo del chasis.
  • Los tornillos usados son poco comunes.

Lo difícil:

  • El vidrio en la parte delantera y trasera duplica la agrietamiento, y el vidrio trasero roto requiere un reemplazo completo del chasis.
  • Los tornillos usados son poco comunes.

Los otros modelos de 2018 que todavía no aparecen en esta lista es porque iFixit no ha realizado el desmontaje de los equipos, por lo que no podemos otorgarles una calificación y compararlos con los demás modelos.

La entrada ¿Cuáles son los smartphones de gama alta de 2018 más difíciles de reparar? se publicó primero en unocero.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: