Congreso popular

Cuando los representantes no satisfacen al pueblo, ya no tienen razón de ser. Es el caso paraguayo desde hace 28 años. En consecuencias, llegó la hora de la disolución de este “congreso representativo” y su relevo por uno netamente “popular”.

Podría también gustarte...

A %d blogueros les gusta esto: