Defensa y protección de animales no tiene fronteras

El perro mestizo Pauli fue entregado por sus dueños en un refugio en Hungría y de allí fue trasladado a Alemania.El trabajo de muchas asociaciones que luchan por el bienestar de los animales trabajan más allá de las fronteras de sus propios países. Hay asociaciones que incluso se ocupan de trasladar a un animal de un país a otro.

Podría también gustarte...

A %d blogueros les gusta esto: