El Vaticano halla huesos humanos que podrían reabrir el crimen sin resolver de Emanuela Orlandi

20MINUTOS.ES / AGENCIAS

  • La desaparición en 1983 de la menor, hija de un funcionario de la Santa Sede, fue vinculada a la mafia.
  • También ha sido relacionada con los servicios secretos y con el juicio al autor del atentado contra Juan Pablo II.
  • Según el diario ‘La Repubblica’, el hallazgo de los restos podría llevar a la reapertura del caso.

Emanuela Orlandi

La Policía de Italia está investigando el hallazgo de huesos humanos en la Nunciatura Apostólica (la Embajada del Vaticano) en Roma durante unos trabajos de remodelación en el edificio, tal y como confirmó este martes la Santa Sede.

El Vaticano indicó que los restos han sido localizados “en un local anexo a la Nunciatura Apostólica en Italia”, ubicada en el número 27 de Via Po, antes de señalar que la Gendarmería trabaja en el lugar y que el fiscal jefe, Giuseppe Pignatone, encabeza la investigación.

Asimismo, apuntó que Pignatone ha pedido a la Policía Científica que intente determinar la edad, sexo y fecha de fallecimiento de la persona o personas a quienes pertenezcan los restos.

Según el diario italiano La Repubblica, el hallazgo podría llevar a la reapertura del caso de la desaparición en 1983 de Emanuela Orlandi, la hija de 15 años de edad de un funcionario del Vaticano que trabajaba directamente con el papa Juan Pablo II.

Múltiples hipótesis

La desaparición de Orlandi, que sigue sin esclarecerse, fue vinculada inicialmente a un supuesto intento de lograr la liberación de Mehmet Alí Agca, el autor del atentado contra Juan Pablo II en 1981. Sin embargo, una llamada anónima en 2005 a un programa de televisión indicó que los restos estaban enterrados junto a los del mafioso Enrico ‘Renatino’ de Pedis, quien encabezó la Banda della Magliana. La Policía abrió su tumba en 2012, sin encontrar pruebas.

También en 2005, Sabrina Minardi, ex amante del capo ‘Renatino’, afirmó que había sido él mismo el autor del secuestro de Orlandi. Cuatro años después, en 2009, Minardi dijo a la Fiscalía de Roma que ella fue la encargada de introducir a la joven en su automóvil y de llevarla hasta el lugar que le había indicado su amante.

El caso, que ha generado numerosas hipótesis, algunas de los cuales involucran incluso a los servicios secretos italianos, tuvo una enorme repercusión en el país, sobre todo después de dos intervenciones públicas de Juan Pablo II en favor de Emanuela. 

En 2012, el sacerdote de 85 años y jefe de exorcistas de la Santa Sede Gabriele Amorth (fallecido en 2016), afirmó que en la desaparición de Orlandi podría haber estado involucrado un policía que prestaba servicios en la Ciudad del Vaticano y personal diplomático de “una embajada extranjera” ante la Santa Sede.

Podría también gustarte...

A %d blogueros les gusta esto: