#ElJuicioUnocero⚖: Lo bueno y no tan bueno de los autos inteligentes

Los autos inteligentes son un invento que se pensó jamás llegarían a la vida de las personas, pero hoy en día son una realidad y han comenzado a causar gran impacto en la sociedad.

Esto se dice porque sus mecanismos e inteligencia harán más sencilla la vida de sus usuarios, en cuestión de traslados, porque se crearon para ser rápidos, fáciles de usar y a prueba de accidentes automovilísticos.

Aparentemente se trata de un invento con muchas ventajas, pero ¿en realidad es así?, descúbrelo a continuación con lo bueno y lo no tan buenos de los llamados autos del futuro.

Todo lo que debes saber sobre el Aeropuerto de Santa Lucía

Lo bueno de los autos inteligentes

Reducción de gastos

Basándose en la idea en que los autos inteligentes serán eléctricos o híbridos enchufables, entonces no se tendrá que usar gasolina como tal, lo cual significa una reducción y ahorro de gastos importantes que pueden ser empleados en otro tipo de necesidades.

Resultado de imagen para autos inteligentes sin gasolina

Cuidado del medio ambiente

Una consecuencia del punto anterior es esta, ya que al no usar gasolina y al hacer los traslados más cortos, no se generarán tantos gases contaminantes ni desechos de aceites, los cuales son sumamente perjudiciales para la capa de ozono, así que la calidad del aire mejorará notablemente.

No más accidentes automovilísticos

Cuando un humano maneja un vehículo, es muy probable que sufra de un accidente automovilístico porque no está al pendiente de todo lo que sucede a su alrededor, así que para evitar que esto suceda, este tipo de autos cuentan con inteligencia artificial.

Esto ayudará a que con sus sensores, GPS y demás herramientas, se puedan ver y calcular todo tipo de distancias para lograr que el recorrido en las calles y carreteras, así como el estacionar el automóvil, sea fácil y sin problemas.

Mayor rapidez en el traslado

Al tener un sistema GPS integrado y una “mente” muy rápida para la toma de decisiones, el automóvil inteligente podrá saber cuáles son las mejores y más rápidas rutas para llegar al destino deseado, lo que significa que el usuario llegará a tiempo a sus citas.

Más y mejores empleos

Aunque este factor no beneficia precisamente al usuario, se debe tomar en cuenta porque ayuda a que en el país existan muchos más y mejores empleos, pues comenzarán a crearse nuevas empresas de producción de los autos inteligentes y la economía podría mejorar enormemente.

Lo no tan bueno de los autos inteligentes

Tiempo de carga

Como se mencionó, los autos del futuro funcionarán por medio de la electricidad y eso es sumamente positivo para todo el mundo, pero eso significa que cada cierto tiempo deben ser cargados, y esto puede ser un inconveniente si no se tuvo tiempo para hacerlo y se debe viajar rápidamente.

No puede ser cargado en cualquier lugar

Una de las grandes diferencias que se tiene con los vehículos “normales”, es que no se pueden recargar en cualquier gasolinera que se encuentre en el camino, porque necesitan de una maquina especial, lo cual es difícil de localizar.

Pocas tiendas de repuestos

Al ser un dispositivo nuevo y poco usual en el mercado, en un principio no se tendrán grandes tiendas donde se puedan comprar los repuestos que llegue a necesitar el vehículo y por ende, éste tendrá que estar parado por un buen tiempo.

Precio alto

El ser un auto con miles de herramientas inteligentes y con una tecnología avanzada en su interior, hará que su costo sea elevado y no tan accesible como se quisiera, por lo que no todas las personas podrán tenerlo y gozar de las ventajas que éste tiene.

La entrada #ElJuicioUnocero⚖: Lo bueno y no tan bueno de los autos inteligentes se publicó primero en unocero.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: