La tercera acusación de acoso sexual pone contra las cuerdas al candidato de Trump al Supremo

EFE / 20MINUTOS.ES

Protesta contra Brett Kavanaugh

La oposición demócrata de EE UU y la aparición de nuevas acusaciones de abusos aumentaron la presión sobre Brett Kavanaugh, el nominado para el Tribunal Supremo por el presidente estadounidense, Donald Trump, la víspera de que una de sus supuestas víctimas testifique ante el Senado.

Un abogado difundió este miércoles una declaración jurada de una mujer en la que esta asegura que Kavanaugh estaba presente cuando varios jóvenes la violaron y que el ahora juez participó en una violación grupal durante una fiesta.

“Aproximadamente en 1982, fui víctima de una de estas violaciones en grupo, o ‘trenes’, en la que Mark Judge [amigo del juez]y Brett Kavanaugh estaban presentes”, dice la acusadora, Julie Swetnick, quien no obstante evitó pronunciarse sobre si alguno de los dos participó directamente en la agresión.

Swetnick se une a las dos mujeres que ya habían relatado distintos presuntos abusos de Kavanaugh: Christine Blasey Ford, quien afronta este jueves una audiencia ante el Senado, y Deborah Ramírez.

Asimismo, Swetnick relató que los dos amigos se encontraban entre grupos de chicos que emborrachaban a chicas para violarlas posteriormente, formando filas en las que esperaban su turno con las víctimas.

“Fui testigo de como Mark Judge, Brett Kavanaugh y otros provocaban que las chicas se emborracharan para que así estuvieran desorientadas, de manera que pudieran violarlas en grupo”, sostiene Swetnick, quien fechó entre 1981 y 1983 los hechos narrados en esta declaración jurada.

Estas nuevas acusaciones fueron rechazadas por el juez en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

Primeras dudas de Trump

El propio Trump no dudó en tacharlas rápidamente de ser “acusaciones falsas” y criticó al abogado de la tercera mujer que vincula a su candidato con abusos, Michael Avenatti, letrado que también representa a Stormy Daniels, la actriz porno que mantiene abierta una batalla legal con el presidente.

Sin embargo, horas más tarde, el presidente no descartó que pueda “cambiar de opinión” respecto a Kavanaugh, e incluso retirar su nominación, una vez que escuche a una de las mujeres que le acusan de abusos sexuales.

En una conferencia de prensa en Nueva York al término de su participación en la Asamblea General de la ONU, Trump respondió a una pregunta sobre si hay alguna posibilidad de que retire la nominación de Kavanaugh después de la audiencia que se celebrará este jueves en el Senado, en la que también testificará el propio Kavanaugh. “Si yo pensara que es culpable de algo como esto, sí, claro”, afirmó Trump. “A mí se me puede convencer de cualquier cosa”, agregó.

No obstante, Trump dejó claro que por ahora respalda completamente a Kavanaugh, insinuó que las acusaciones en su contra son un “embuste” promovido por los demócratas, y recordó que a él también le han acusado de haber cometido abusos sexuales en el pasado.

“He tenido numerosas acusaciones en mi contra. Han hecho acusaciones falsas en mi contra sabiendo que eran falsas, porque nunca conocí a esas personas”, aseguró Trump, quien cifró en “cuatro o cinco” las mujeres que le han acusado de abusos sexuales a pesar de que en realidad han sido al menos 16. “La gente quiere fama, quiere dinero, quiere lo que sea”, indicó Trump.

El mandatario denunció que lo que ha ocurrido con Kavanaugh supone “un momento muy peligroso en la historia” de EE UU, y dijo que está siendo “perpetrado por un grupo muy malvado de gente, algunos de ellos demócratas”.

Ataques demócratas

Mientras, la oposición, que ha tratado de retrasar el proceso desde el principio, redobló sus esfuerzos para descarrilar la candidatura de Kavanaugh y el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, pidió que se retire su candidatura.

“Creo firmemente que el juez Kavanaugh debería retirarse. Si no lo hace, al menos, debería posponerse la audiencia mientras el FBI investiga todas estas alegaciones”, afirmó Schumer en un comunicado.

La sesión en el Senado a la que acudirá Ford este jueves es una audiencia monográfica ante el Comité Judicial de la cámara, el órgano que debe decidir si recomendar o no al nominado al pleno, que finalmente determinará si llega al Supremo.

Según la supuesta víctima, Kavanaugh, borracho, trató de sobrepasarse con ella y le tapó la boca para silenciar sus protestas en una fiesta hace 36 años.

La líder de los demócratas en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, destacó que no hay ninguna mujer entre los republicanos del comité que vaya a escuchar a la supuesta víctima y criticó el hecho de que estos hayan contratado a una “asistente femenina” para interrogarle, una abogada especialista.

Podría también gustarte...

A %d blogueros les gusta esto: