No quería llegar tarde al trabajo y se fue en el pasamanos del metro; así terminó todo

En la Ciudad de México, debido a la enorme cantidad de personas que viven ahí, las distancias se hacen muy grandes, por lo que hay que ingeniárselas para llegar a tiempo al trabajo o algún compromiso, aunque esto implique incomodidad.

Un joven trabajador estaba preocupado porque si llegaba tarde perdería su bono de puntualidad, así que sin importar que el vagón del tren ligero ya venía lleno, decidió subir como pudo y tratar de acomodarse en algún lugar.

Acostado en el pasamanos

Mientras algunos viajaban sentados, otros de pie, unos más, embarrados en las puertas del vagón, este comprometido miembro de la clase trabajadora se trepó al pasamanos y se extendió cuan largo es, y así viajó hasta su destino.

De acuerdo a algunos testigos, el joven pidió ayuda a otros pasajeros para poder colocarse en el pasamanos; afortunadamente, recibió el apoyo de los demás, hasta quedar en el lugar que buscaba, deteniéndose como podía.

Este video se hizo viral, gracias a la iniciativa y el compromiso de este trabajador, a quien tal vez le darán otro bono, si es que sus jefes ven esta grabación…

¡Se lo merece!

Podría también gustarte...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: